PANK y PUNK: Unos tíos muy valiosos

TMKF ha realizado una entrevista a la creadora del movimiento PANK y PUNK en España, Cati Hernández, donde nos explica la importancia de los tíos y las tías sin hijos en la crianza de sus sobrinos.

Hace unos días lanzábamos en nuestro twitter la siguiente pregunta: ¿Tienen las marcas de juguetes lo suficientemente presente el poder de los tíos y las tías? Una de las respuestas que recibimos llamó especialmente nuestra atención: una cuenta llamada “Born to be PANK” se ofrecía a contarnos todo sobre el mundo de los tíos y tías sin hijos.

¿Existe una comunidad especializada en este sector en nuestro país? ¡Así es! ¡Además está creciendo como la espuma!

Enseguida nos surgieron un montón de cuestiones, así que nos pusimos en contacto con Cati Hernández (creadora del movimiento PANK en España) para que nos las resolviera.

 

Antes de la batería de preguntas, también nos gustaría conocerte un poquito a ti, y tu trayectoría, a modo de introducción a la entrevista.

Me llamo Cati Hernández y soy la creadora de la comunidad de Panks y Punks Born To Be Pank (BTBP). A nivel profesional soy educadora social y psicopedagoga con experiencia como orientadora laboral, formadora, ludotecaria, dinamizadora de actividades infantiles y alguna cosilla más. Y a nivel personal soy una No Madre pero una Sí Tita, o lo que es lo mismo: una Tita Pank.

 

¿Nos podrías explicar a modo de introducción que es una Pank?

 La palabra Pank corresponde a Professional Aunt No Kids, es decir, Tita Profesional Sin Hijos. Las Pank son mujeres que nada tienen que ver con la pobre tía de pelo gris que se quedó para vestir santos. Las Pank son modernas, son la tita guay, cool, molona, que todo sobrino quiere.

Son las titas que escuchan, aconsejan y cuidan, que están cuando se las necesita y, sobre todo, que siempre saben sacar una sonrisa al sobri. Y no nos olvidemos de los Punk (Professional Uncle No Kids)… ¡Los titos molones también existen!

 

Y más allá de eso… ¿Qué significa ser una Pank? ¿Cuál es vuestro papel en el núcleo familiar?

Ser tita o tito es un título que ganas cuando nace un sobrino: tú no lo has eligido y hasta puede ser que no tengas relación alguna con ese sobrino. Pero aún así, ahí está tu nuevo título familiar.

Ser una Tita Pank es algo que va más allá, es un título que se gana implicándose en la vida del sobrino con la intención de ayudar cuando hace falta: acompañar al médico, ir al parque, recogerlo del cole, jugar con él…

Yo entiendo a las Panks como una figura de apoyo en el núcleo familiar. Al no tener hijos, suelen tener más tiempo libre para hechar una mano o, simplemente, para pasar tiempo de calidad con los peques. Algunas madres con las que he hablado me cuentan que los titos y titas sin hijos tienen una energía y un no sé qué que es difícil que una madre o padre pueda tener (o mantener) porque la crianza, aunque es muy bonita, es dura y agota.

Esas madres agradecen un apoyo externo que respete su manera de criar (super importante) y que, a la vez, ayude. Para mí, el ideal de crianza es la crianza en tribu y me gusta pensar que las Panks y los Punks pueden aportar su granito de arena para que eso sea posible.

 

En publicidad, ¿Crees que se tienen en cuenta a los consumidores que van más allá de los padres y madres? ¿Cómo han cambiado las familias en los últimos años? ¿Crees que estos modelos de nuevas familias se ven correcta o suficientemente reflejados en los medios?

El de la publicidad es un tema que me interesa mucho y en el que me fijo cada vez más como Tita Pank. Sí que he visto alguna campaña puntual dirigida especialmente hacia titos y titas.

Recuerdo haber visto un anuncio de un crucero e incluso alguno de un hotel. Pero en España, a diferencia de Estados Unidos, no se suelen tener en cuenta a las Panks como comunidad de consumo. ¡Y eso que las titas panks son un sector grandioso! Según el estudio “The Power of the PANK: Engaging New Digital Influencers”, 23 millones de norteamericanas son Pank, un 38% de las mujeres de entre 20 y 44 años.

Y, además, son unas grandes consumidoras de productos infantiles. Según el mismo estudio, el colectivo Pank norteamericano gasta anualmente 9 Billones de Dólares en compras para sus sobrinos… Nada despreciable, ¿no? Y aún así, en España cuestan ver campañas dirigidas a este sector.

Las Pank y los Punk son un reflejo de una sociedad cambiante donde la prioridad no es sobrevivir o vivir sinó que lo es vivir felizmente. Y ese felizmente engloba posibilidades infinitas, incluyendo la posibilidad de no tener hijos, de crear una familia monoparental o homoparental, entre muchos otros tipos de familia. Las familias son más diversas ahora que hace 100 años y, aunque la publicidad ha hecho algunos cambios, aún le falta por avanzar.

Me da la impresión de que intentan contentar a la sociedad tradicional y a la moderna a la vez y ha llegado el momento en que cada marca ha de decidir con qué público se queda para no perderse en el limbo.

 

Y la Pank, ¿no es la tía que “mima” demasiado a sus sobrinos y sobrinas?

¿Para qué estamos si no? (risas) Yo creo que hay que buscar un equilibrio. Me parece básico respetar las decisiones de los padres en cosas que son importantes. Al fin y al cabo, ellos son los padres y tienen que mantener unas pautas para que el día a día funcione lo mejor posible.

Hay que ser consciente de las líneas rojas e incluso pactarlas con ellos. Por ejemplo: no regalar veinte regalos en Navidad, no dejarle comer una bolsa entera de chuches o no comprar juguetes que no caben por la puerta.

Pero… salvando esas pautas inalterables, ahí estamos las Panks para comprarles el último juego de moda o atiborrarlos a palomitas en el cine. Hay que tener en cuenta que no somos unos segundos padres. Por lo que no podemos tomar decisiones importantes unilateralmente ni tampoco cumplir estrictamente con todas las normas de la casa. Estamos en un punto intermedio.

 

 

¿Cómo ven los niños la figura de la Pank? ¿Desde cuándo existe el término?

El término Pank lo inventó Melanie Notkin, canadiense especializada en marketing, quien en 2007 se dio cuenta de la existencia de este nuevo segmento de población (del que ella forma parte) y, a partir de ahí, creó la comunidad de Panks Savvy Auntie. También ha escrito libros, es conferenciante y, actualmente, la gurú más reconocida en el mundo Pank. Una crack del tema, vaya.

Los niños ven a sus Panks y Punks como un adulto más flexible que sus padres. Quizá algo más alocados y despreocupados, con quien hacer travesuras y saltarse algunas normas. Eso les permite crear un vínculo de confianza y compartir secretos que seguramente no compartirían con sus padres. Ya en la adolescencia, creo que es muy necesario que compartan confidencias con un adulto próximo a la familia y que sea lo bastante responsable como para detectar situaciones de riesgo y actuar en consecuencia.

¿Qué papel juegan las Panks en la educación de los niños y niñas?

Las Panks somos un adulto de referencia, al igual que los padres, los abuelos, los profesores e incluso el conductor de autobús. Las personas educamos (y somos educadas) continuamente porque estamos en constante proceso de aprendizaje, más aún los niños, que están descubriendo cómo moverse en este complejo mundo.

Dicho esto, los adultos (todos) tenemos la responsabilidad de educar a los niños que vienen. Esa gran responsabilidad no puede ser solo de los padres y/o de la escuela.

También lo es de la família extensa y de la sociedad en general. Hay que ser conscientes de ello e intentar ser un referente positivo para los niños.

 

Y por último, ¿cómo está yendo el movimiento Pank en España? ¿Ha tenido buena acogida el término? ¿Cómo ves el futuro de este movimiento?

El #MovimientoPank en España empezó en 2016 cuando abrí www.borntobepank.com con el objetivo de dar visibilidad al colectivo Pank, hacer comunidad y aprender a cuidar a nuestros sobris.

Ha pasado casi un año en el que se han sumado al movimiento muchas panks así como también muchas madres y padres que valoran esta figura y que tienen o les gustaría tener una a su alrededor. Pero aún queda mucho trabajo de difusión por hacer ya que el término Pank es relativamente nuevo y, aunque hay muchísimas titas sin hijos, no saben que son Pank y que forman parte de un segmento de población específico. Así que, si conocéis a alguna Pank, no dudéis en presentarle el movimiento para que se una 🙂

En cuanto al futuro… ¡Soy incapaz de predecir el futuro de este movimiento! Tendrá un recorrido u otro dependiendo de las personas que se unan a él. Aunque me encantaría que se convirtiera en una comunidad estable al estilo de “Madresfera” donde Panks y Punks podamos compartir nuestras vivencias y, a la vez, darnos visibilidad en la sociedad.

Si os ha creado curiosidad todo este mundillo Pank, os invito a chafardear la web y que nos sigáis en las redes (twitter, instagram y facebook) para que no os perdáis nada de lo nuevo que está al llegar… El curso 2017 – 2018 traerá muchas novedades 😉

 

___________________________________

 

Ya puedes presumir de conocer un término nuevo 🙂 ¡Descubre más novedades del territorio infantil juvenil y familiar en nuestras redes!

Share
¡Compártelo!
Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *