Los microinfluencers conquistan el marketing

Los desconocidos para el gran público reinan este 2019. Según los últimos estudios de IAB España, el 60% de los profesionales de marketing digital prefieren trabajar con microinfluencers. El sector ha comenzado a valorar la calidad y credibilidad antes que la cantidad, priorizando a los influencers que tienen un menor número de seguidores pero que resultan más fiables. Una tendencia que altera el paradigma y nos hace preguntarnos hasta qué punto estos microinfluencers continuarán siéndolo si siempre se recurre a ellos.

Apelar a pequeñas audiencias es la estrategia que va conquistando a las marcas, con la que se evita caer en errores como el contacto con falsos influencers (seguidores comprados) o la pérdida de la inversión. De esta manera, se conecta con un target muy específico con el que se cree que encaja el mensaje a transmitir, mensaje que consigue calar en el público y resulta más efectivo.

El ciclo del microinfluencer

El contenido que conecta al final se amplifica. Dirigirse a grupos pequeños de consumidores no significa quedarse en un único nicho ya que los mensajes pasan de audiencia a audiencia, lo que hemos querido transmitir se expande entre el público que hemos elegido y su entorno. Los influencers que cuentan con menos de 10 K son los que ofrecen mejores resultados a la hora de organizar una colaboración debido a la influencia digital real, la cercanía de sus contenidos y la facilidad de relacionarse y empatizar directamente con sus seguidores.

Por tanto, los microinfluencers impactan en un número más reducido de personas, pero de un modo más contundente y cercano. Esos nichos, tan diversos como los jóvenes que los forman, son ideales para las campañas de marketing adolescente que quieren centrarse en un espectro muy específico. El mensaje quedará y conectará directamente con un público muy implicado en una temática concreta.

Sin embargo, con estas dinámicas entramos en un ciclo que se retroalimenta: potenciamos las redes sociales de los microinfluencers, lo que deriva en que su comunidad irá en aumento hasta llegar al rango de macroinfluencer. El contacto con las pequeñas audiencias se pierde, se pasa al gran público y volvemos a empezar: busquemos a otro microinfluencer.

marketing adolescente

¿Qué grado de influencia tienen estos creadores de contenido?

Las estadísticas de los últimos años muestran que el Top 25 de influencers disfruta del doble de engagement que cualquier otra celebrity. Reciben doce veces más feedback que la figura del famoso tradicional. Con un target que ha cambiado sus hábitos de consumo, que admira a otro tipo de figuras, cabe preguntarse si el impacto que recibe se ha moldeado. Empapados de publicidad disfrazada de contenido diario, son el foco de las estrategias del marketing para jóvenes, del “influencer marketing”, concepto cuyo número de búsquedas crece un 5000% cada mes.

Share
¡Compártelo!
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *